Néstor Domínguez

Imago, Scientia, Mythos

Publicado el 4 abril, 2014

Imago, Scientia, Mythos se centra en la reflexión en torno a la relación entre Arte, Ciencia y Conocimiento. La corriente postmoderna considera que la visión está marcada por la cultura y, por tanto, que toda representación está a su vez condicionada por ciertos cánones. Por eso, cuando una obra de arte altera alguna de las cualidades fundamentales de la realidad, se ponen de manifiesto tales convenciones. Esto es lo que persigue la presente obra, que surge de imaginar una alteración fundamental del espacio físico. La obra se apropia del concepto físico-matemático de topología, como herramienta para generar un nuevo tipo de estructura planetaria. Se mantiene la premisa habitual de que la forma fundamental del planeta debe ser curva, pero en vez de optar por la forma esférica, se toma en este caso la forma toroidal (o de anillo), con lo que las nociones preconcebidas de espacio vivencial, de panorama o de paisaje, se alteran. En concreto, en tales planetas, los horizontes se multiplicarían en un intervalo de 1 a 3 en cada vista (lo que ensayo en otras piezas de la serie).

La obra se divide así en tres partes, correspondientes a la representación fotográfica, el estudio científico y el relato mitológico, haciendo notar una línea de creciente subjetividad en cada una de las imágenes. La primera plantea una imagen aparentemente fotográfica de este planeta, sin embargo su veracidad es engañosa, puesto que ha sido generada gracias a un potente programa de sintetización de imágenes 3d. La segunda, hace un análisis de ciertas propiedades físicas del planeta y su satélite, como la rotación de los mismos, las mareas, la sucesión del día y la noche, etc. Este análisis está deliberadamente próximo a aquellos estudios que Leonardo hacía de la naturaleza, en los cuales el lápiz le servía de bisturí que diseccionaba la naturaleza, buscando unas pautas universales (recordemos como mediante el dibujo intentó captar la dinámica de fluidos, siendo así un precursor de esta rama de la física). Por último, encontramos un relato mitológico correspondiente a la creación de ese universo. Puesto que la vida en semejante lugar estaría mucho más marcada por la curvatura del planeta y su condición circular, esto se deja ver muy claramente también en el simbolismo de este relato ficticio.

Por último, considero indispensable destacar el importante papel que el término ficción tiene en esta serie. La palabra ficción hace referencia a algo que no es real, sino inventado. Así, una novela de ficción narra unos hechos que no han ocurrido realmente, pero imaginables y posibles a nivel mental. La ciencia ficción, por otro lado, narra unos hechos que pretenden ser posibles en un futuro, basando esta credibilidad en una supuesta ciencia omnipotente que promete hacer posible lo que ahora nos parece inalcanzable. Sin embargo, lo que yo entiendo por ficción, es un mundo (o seres, u objetos…) imaginario con una serie de reglas propias que le den coherencia interna y se cumplan a todos los niveles (en este caso la sucesiva presencia de la curva, por ejemplo). Por eso mismo es tan importante la multiplicidad de puntos de vista en esta serie.